Los psiquiatras rechazan el “reduccionismo” del tópico de que solo dan pastillas

Los psiquiatras rechazan el “reduccionismo” del tópico de que solo dan pastillas

Artículo

  • Fuente:

    Europa Press

Resumen

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) –

Especialistas en psiquiatría han subrayado, durante la rueda de prensa de presentación del XXIV Curso de Actualización en Psiquiatría de Vitoria, los avances en investigación como es el caso de la psicofarmacología ya que, según argumentan, no solo dan pastillas sino que también realizan intervenciones como la psicoterapia o programas de integración y rehabilitación.

“Ya está bien con el tópico de que los psiquiatras solo damos pastillas. Es un reduccionismo ilógico que intenta ubicar a la psiquiatría en el ‘palacio de la pastilla’ y no es así porque también hacemos otro tipo de intervenciones terapéuticas”, ha afirmado el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), el doctor Miguel Gutiérrez.

El doctor Gutiérrez ha defendido la especialidad medica ante “el desconocimiento generalizado que se tiene de ella en la sociedad”. Los fármacos que se usan son “insustituibles en el desempeño de la especialidad médica, estando validados por el método científico, por lo que no tiene sentido relacionar estos métodos con tratamientos farmacológicos que tienen efectos indeseables”.

“Los psiquiatras defendemos la evidencia científica; la sociedad lo que espera de su médico es que haga medicina, lo mismo que espera de un sociólogo que haga sociología. Por ello, que participemos en determinadas reformas sociales no tiene sentido porque en nuestra profesión tenemos el papel de volcarnos en el modelo médico para el abordaje de las diferentes enfermedades”, ha indicado el doctor Gutiérrez.

Otro de los ponentes, el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB) e investigador del Centro de Investigación en Salud Mental, el doctor Miquel Bernardo, ha explicado que la psiquiatría se trata de “una especialidad sin complejos que está al mismo nivel que otras especialidades punteras porque la investigación y la mejora de las prácticas se aprecia en el retorno que se está produciendo a nivel social, en la mejora de los resultados y en la atención de los pacientes”.

“Los pacientes quieren mejoras y soluciones y en este momento la psiquiatría es muy potente, más competente que hace unos años y esto se traduce en la mejora de calidad de vida y de funcionalidad en el paciente”, ha afirmado el doctor Bernardo.

El doctor también ha querido señalar que “el desafío de la psiquiatría es adecuar los recursos sociosanitarios al progreso que la propia especialidad médica ha impuesto al permitir que estos pacientes tengan unas expectativas tan altas; antes estaban largas temporadas hospitalizados y hoy en día han mejorado su calidad de vida, pero también tiene que haber una mejora social y familiar”.

Por su parte, la jefa de sección del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Álava (HUA), jefa de Servicio de Investigación en Psiquiatría de Osakidetza y vicepresidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB), la doctora Ana González-Pinto, ha destacado que “gracias al desarrollo de la psicofarmacología y la adecuación de los servicios de atención, se han podido aplicar nuevas estrategias psicoterapéuticas y rehabilitadoras”.

Uno de los objetivos del tratamiento psiquiátrico es la incorporación social adecuada del paciente tanto en el ámbito laboral, educativo, social o familiar. “Para eso necesitamos la colaboración de toda la sociedad, que son agentes de la medicina; los medios de comunicación, las empresas y todos en general tenemos que colaborar para erradicar el estigma de la enfermedad mental”, ha concluido la doctora.

CURSO DE ACTUALIZACIÓN

Más de 400 expertos en psiquiatría de toda España se han dado cita entre el 2 y 5 de marzo en la capital alavesa para presentar las bases científicas de la psiquiatría y las diferentes alternativas terapéuticas que se barajan en el siglo XXI.

Los especialistas han abordado temas de actualidad como el consumo de cannabis, que tiene implicaciones médicas pero también sociales y casi políticas, la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la psiquiatría infantil y adolescente, la influencia del ambiente, los genes que determinan el desarrollo de enfermedades psiquiátricas, la relación entre la psicosis y el tabaco, la recuperación de la esquizofrenia o la interacción genes-ambiente en niños y adolescentes.